Comer frutos secos al menos dos veces por semana se asocia con un riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular un 17 por ciento más bajo, según una investigación presentada en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología ESC 2019, que se celebra en París junto con el Congreso Mundial de la especialidad.

Los frutos secos son una buena fuente de grasa no saturada y contienen poca grasa saturada, dice el autor del estudio, el doctor Noushin Mohammadifard del Instituto de Investigación Cardiovascular Isfahan, Irán. También tienen proteínas, minerales, vitaminas, fibra, fitoesteroles y polifenoles que benefician la salud del corazón.

Los estudios europeos y estadounidenses han relacionado los frutos secos con la protección cardiovascular.

Comer frutos secos dos o más veces por semana se asoció con un riesgo 17 por ciento menor de mortalidad cardiovascular en comparación con el consumo de frutos secos una vez cada dos semanas. La conexión fue sólida incluso después de ajustar los factores que podrían influir en la relación, como la edad, el sexo, la educación, el tabaquismo y la actividad física.

nueces frutos secos reyes

Hay una pregunta que nos viene a todos a la mente tras leer esto: ¿Por qué se recomiendan para la salud cardiovascular si son altos en grasas y calorías?

La respuesta es que en las enfermedades cardiovasculares tiene más importancia la calidad de las grasas que se toma, más allá de la cantidad. Se trata por tanto de apostar por ingerir grasa saludable. Cuando tomamos frutos secos estamos ingiriendo principalmente grasa poliinsaturada (también conocida por ser cardiosaludable, el tipo omega 3 y omega 6), que son ácidos grasos conocidos por su papel protector de enfermedades cardiovasculares.

¡Te animamos pues a que incorpores a tu dieta los frutos secos! Tu corazón te lo agradecerá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *