fbpx

Frutos secos y deporte

¿Eres deportista? Entonces en tu dieta no pueden faltar los frutos secos. Aunque su aporte calórico es elevado, son ricos y muy saludables.

Además de ser un alimento saciante y por lo tanto idóneo en dietas orientadas al deporte, los frutos secos contienen una gran cantidad de proteínas, fundamentales para la regeneración muscular tras el ejercicio físico intenso.

Su aporte en proteínas vegetales, grasas saludables, glúcidos complejos, fibra y micronutrientes, hace de este alimento un gran compañero de viaje si queremos potenciar nuestro rendimiento tanto físico como intelectual, así como de gozar de una buena salud.

Pistacho, avellanas, almendras, nueces… todos tenemos nuestros favoritos. Lo que mucha gente desconoce es que son muy buenos para la práctica del deporte. ¿No has has visto alguna vez a algún deportista con una bolsa de estos pequeños alimentos? Seguro que si…ayudan a reponer energías de una forma rápida y saludable.

¿Qué tipos de frutos secos debes tomar si haces deporte?

Cualquier fruto seco te aportará un empujón al ejercicio físico que vas a hacer, pero los frutos secos más completos para los deportistas son las almendras y los piñones porque tienen más proteínas, fibra y valor energético.

Si vas a realizar ejercicio físico muy intenso, te recomiendo las castañas. Están formadas por hidratos de carbono y son un alimento muy completo, ya que tienen pocas calorías y grasas pero proporcionan un alto valor energético. Así que cuando veas el puesto de la castañera de tu barrio no dudes en comprar una docena, ya que está recomendado para todo tipo de personas, independientemente de la actividad física que realicen.

Eso sí, recuerda que lo ideal es comer los frutos secos crudos antes que fritos o azucarados.

¿Cuándo ingerirlos?

Los frutos secos aumentan su efecto al tomarlos después del ejercicio físico, ya que justo después aparece “la ventana anabólica post-entreno”. Esto significa que cuando finalices el entrenamiento, tu cuerpo consumirá las reservas de glucógeno muscular, apareciendo la ventana anabólica. Es el momento idóneo para aportar proteínas a tu cuerpo porque las hormonas anabólicas harán que se aprovechen al máximo.

Y para terminar, un truco: si lo que quieres es aportar a tu cuerpo mayor cantidad de proteínas, toma los frutos secos mezclándolos con cereales.

Una respuesta

Deja una respuesta

También te puede interesar