meriendas-para-ninos

Meriendas saludables para los peques de la casa

La merienda supone un paréntesis y una recarga de energía muy útil para los niños, ya que les suministra la fuerza necesaria para hacer los deberes o actividades extraescolares. Además, es fundamental para su alimentación y una buena oportunidad para poder darles fruta, lácteos y cereales.

A pesar de ser igual de importante que el resto de comidas que nuestros hijos hacen en el día, la merienda es quizá una de las que más descuidamos. Las prisas por preparar algo rápido antes de ir a buscar a los niños al colegio, junto con la falta de creatividad puede llevarnos en ocasiones a recurrir a alimentos nada saludables para ellos.

Frutas, cereales, lácteos y frutos secos son los compañeros de clase de los más pequeños.

En una dieta saludable, la merienda es imprescindible: ayuda a mantener el peso y a llegar a la cena sin un hambre excesiva que nos lleve a picotear o comer de más. Si nuestros hijos meriendan, tendrán menos ansia de comida basura y disfrutarán más de la cena.

Lunes, higos y nueces

El sabor es dulce y además súper saciante. Asimismo aporta muchos nutrientes, vitaminas y minerales esenciales que ayudan a reducir los niveles de azúcar en sangre.

Martes, yogur, frutos secos y chocolate

El yogur natural, sin edulcorar de forma artificial, se puede convertir en un excelente recurso para combinar con frutos secos y chocolate que contenga más del 75% de cacao. Una idea de merienda saludable y que además gustará mucho a los niños. Aporta pocas calorías, energía, es ligero y además saciante.

merienda para niños con frutos secos

Miércoles, galletas caseras y zumo de fruta

Y si nos gusta la repostería, podemos preparar a nuestros hijos unas sabrosas galletas sin azúcar de avena y plátano, ricas en fibra y vitaminas.

Jueves, energy balls con sabor a cacao

Quizá en alguna ocasión nos haya apetecido una merienda «de picoteo» y no se nos hayan ocurrido alternativas saludables para ofrecer a los niños. ¡Atentos a nuestra receta! Por cierto, cuando las prueben te las pedirán todos los días.

Viernes, bocadillo y batido casero

Recomendamos recurrir a los patés vegetales como el hummus, al salmón ahumado o a los pimientos con atún, por poner sólo algunos ejemplos.

Es necesario dedicar tiempo tanto a preparar la merienda, como a consumirla. No tienen que poder las prisas por ir a jugar y debemos enseñar a los niños a masticar con tranquilidad y luego proseguir con sus actividades.

Deja una respuesta

También te puede interesar