Ya hemos hablado en ocasiones anteriores que un puñadito de nueces al día tiene repercusiones positivas en la salud. Una investigación centrada en los frutos de cáscara dura encontró que, entre ellos, la nuez es un producto natural “casi perfecto” por su alto nivel de antioxidantes y proteínas.

Seguro que has visto que varios tipos de nueces…para ayudar a distinguirlas te contamos cómo son cada una y sus propiedades.

Nuez de Macadamia

Las nueces de macadamia son originarias de Australia. Estás considerada como la más fina del mundo. Tiene un sabor bastante peculiar, y es muy utilizada en la repostería. Como es una fuente de calcio, evita el desgaste óseo. Asimismo, posee magnesio y potasio, que reducen las migrañas y el riesgo de padecer cáncer. Por su alto contenido en fibra, mejora el funcionamiento del intestino, favoreciendo la digestión.

Nuez Pecana

La nuez de pecana proviene de árbol de corteza gris o parda cuyas hojas tocan los 40 metros de altura. Se trata de un fruto seco de sabor suave, dulce y mantecoso, de textura crujiente. Este tipo de nuez ha alcanzado un lugar privilegiado entre los frutos secos gracias a su actividad antioxidante, ya que es uno de los mejores alimentos del mundo en la materia.

Nuez de Castilla

Son las nueces que estamos acostrumbrados a ver por nuestra zona. Por su denominación procede del nogal europeo o nogal español y la temporada ideal para consumirlas es la época de otoño. Estas nueces son más antioxidantes que el resto de tipos y te recomendamos que las comas sin tostar, al natural. Mejoran las habilidades neuronales, mantienen tu corazón sano, es super antioxidante. ¡Mejoran tu humor y reduce la dichosa barriga!

Nuez de California

Son uno de los tipos más conocidos, pero esto no hace que sean de las de mejor calidad frente a algunos tipos de nueces europeas. Es de tamaño grande y forma regular. España es el mayor consumidor de nueces del mundo y casi en un 80% de este consumo, son de variedad California.

4 respuestas

Deja una respuesta